¿Es viable la idea de tu negocio para crear una Startup?

Que el ecosistema emprendedor y la creación de Startups está en auge es toda una realidad. Nunca había habido tantas empresas, nuevos modelos de negocio, Business Angels, fondos de inversión tradicionales, Venture Capital e incluso family offices interesados en este sector.

Las razones pueden ser muchas y de lo más variopintas. Este ecosistema tiene un aura especial, ya sea por el hype que se crea en su entorno, por la posibilidad de hacerse millonario (más difícil de lo que parece) o por hacer de este mundo un sitio mejor. Por ello, cada vez aparecen más emprendedores que quieren cambiar las reglas del juego y piensan en cómo hacerlo.


A continuación, se indican algunos tips para validar una idea de negocio antes de lanzar una Startup:


1. Busca soluciones a tus problemas


Aquí nos encontramos con la primera disyuntiva. La mayoría de veces las ideas para la creación de un nuevo negocio ofrecen una solución a un problema. ¿Cuántas veces hemos oído la siguiente frase? “No me des problemas, dame soluciones”.


Aquí el conceso es claro, todo el mundo coincide que para tener éxito como emprendedor debes enamorarte del problema y no de la solución.


¿Te suena la palabra pivotar? En el mundo del emprendimiento la habrás oído infinidad de veces. Es importante tener presente que en un momento u otro tu empresa deberá pivotar y por tanto, la misión deberá ser la de erradicar un problema.


2. Enamórate del problema


Hay quien piensa que para resolver un problema lo mejor es haberte dedicado antes a él ya que conocerás el mercado y tendrás experiencia en saber que se ha hecho y que no. No obstante, la realidad es que no hay receta para el éxito, ya que hay exitosas Startups que el equipo fundador no se había dedicado previamente nunca a ello.


Por otro lado, también hay Startups que las ha fundado gente que se ha dedicado toda la vida a un determinado sector y tenían claro aquello que debían mejorar y sabían perfectamente cómo hacerlo.


Elijas una opción u otra, una vez identifiques el problema es importante que te enamores de este. Investiga sobre él, piensa por qué ocurre, qué intereses hay para que esto no cambie, qué se ha hecho en el pasado, cómo los cambios sociales o tecnológicos lo han ido modificando y qué puede pasar en el futuro.


3. Determina la demanda de tu problema


Es imprescindible identificar si existe suficiente mercado para nuestro problema, es decir, si existe una demanda importante como para que tenga sentido nuestra Startup.


Un tamaño de mercado pequeño hará disminuir nuestras posibilidades de éxito. Esto es así porque si el negocio es muy de nicho, el volumen de negocio posible será más reducido, por lo que para que nuestra Startup tenga sentido deberemos adquirir gran parte del mercado y que esa porción sea lo suficiente grande para que nuestro negocio sea viable.


Por otro lado, hay mercados pequeños pero que su frecuencia de uso o adquisición de nuestro producto o servicio es muy repetitiva, por lo que el tamaño de mercado en el espacio tiempo es más grande. Por la misma razón puede ocurrir el caso contrario, puedes tener un producto o servicio de un valor muy alto pero que tu cliente nunca llegue a ser recurrente.


Otro factor relevante a tener en cuenta es la internacionalización de nuestro problema. No es lo mismo solucionar un problema que sólo ocurre en tu ciudad o en tu país que un problema que se presente a escala mundial.


4. Valida tu idea


Finalmente, una vez realizados todos los pasos mencionados anteriormente, ya podremos identificar si nuestro problema tiene suficientemente interés y si podemos hacer algo para solucionarlo.


Es aquí cuando debemos buscar posibles soluciones, pero sin caer en el error de enamorarnos de ellas porque posiblemente las deberemos modificar, desechar y acabar pivotando nuestro negocio.


Si eres un emprendedor o un profesional con gran experiencia no te será complicado buscar financiación para resolver ese problema y crear un Producto Mínimo Viable, lo que se conoce en el sector como un MVP.


No obstante, no todo el mundo tiene ese track record por lo que seguramente tendrás que validar tu idea de negocio y crear ese MVP con recursos escasos. No obstante, hay distintas soluciones para ello.


Muchas Startups nacen gracias a la tecnología, esta nos permite hacer las cosas de diferente manera ahorrando tiempo y dinero, por lo que cada vez hay más herramientas que permiten validar tu idea de negocio de forma más rápida y barata.


Seguramente hayas oído hablar del software No Code. El software No Code nos permite crear productos sin la necesidad de saber programar como por ejemplo, una página web, la automatización de procesos internos, marketplaces, bases de datos, tiendas online, etc.


En el próximo artículo tratraremos sobre distintas herramientas No Code que permiten validar ideas de negocio.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo