La Statup sostenible


En el contexto actual, el concepto de sostenibilidad dentro del mundo empresarial está a la orden del día, y oír hablar de la Startup sostenible no nos resulta sorprendente. Sin embargo, este concepto está tomando nuevo significado que podría estar cambiando el rumbo de las empresas emergentes.


Siempre se ha definido a la Startup como una empresa con una importante base tecnológica, que es capaz de crecer de manera escalable gracias a la inyección de capital. Hasta ahora, cuando la prensa económica se ha referido a las Startups, lo más frecuente es que haya aludido a sus grandes rondas de financiación y sus valoraciones millonarias.


No obstante, parece ser que esta realidad está revirtiéndose. A finales de mayo el fondo de capital riesgo Sequoia enviaba a todos sus partícipes un documento dónde les ponía en alerta. Tal y como ocurría en la crisis financiera del 2008 dónde Sequoia anunciaba al mundo “Good times are R.I.P.”, esta vez vuelve a pedir prudencia a las empresas con el objetivo de que estas logren ser sostenibles en capital.


¿Qué significa ser sostenible en capital?


Una empresa es sostenible en capital cuando los flujos de efectivo que genera son positivos, es decir, se ingresa más dinero del que se invierte. Hasta ahora las Startups hacían foco en el crecimiento, tanto en número de usuarios como en facturación, sin tener en cuenta el capital empleado para llegar a ese objetivo puesto que este se percibía como un recurso abundante e infinito.


En la actualidad se empieza a demandar a las Startups que sean sostenibles en capital en lugar de crecer a toda costa, por lo que la estrategia de estas empresas debe transformarse radicalmente. Los equipos de ventas inmensos, gastos en marketing disparados y equipos de growth que impulsan el crecimiento no desaparecerán, pero deben redimensionarse al dinero que es capaz de generar la empresa.


Al fin y al cabo, es el modelo con el que funcionan la amplia mayoría de las empresas, adecuando sus límites al efectivo producido por sí mismas y no al proveniente de los inversores y, por tanto, prestando servicios que sean rentables.


Probablemente los tiempos de obtener cupones de descuento o gastos de envío gratis están cerca de llegar a su fin, sin embargo, un modelo más sostenible en cuanto a capital puede llevarnos a evolucionar hacia un mundo más sostenible en muchos otros aspectos.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo